Pop-up Image

Newsletter Mensual

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

    Home  /  Actualidad   /  Vitamina D e inmunidad

    Vitamina D e inmunidad

    A pesar de su nombre, la vitamina D no es estrictamente una vitamina, sino más bien una prohormona ya que no dependemos exclusivamente de la dieta para su obtención.

    ¿Como podemos obtener vitamina D?

    Podemos obtenerla por producción endógena dependiente de rayos UVB (de una longitud de onda de 290-315nm) y a través de la dieta o suplementos. Se presenta en dos formas:

    • Vitamina D2 o ergocalciferol: Se encuentra el alimentos de origen vegetal en muy pequeñas cantidades, como en la levadura y setas. Es una vitamina liposoluble, por lo que se absorberá mejor en presencia de grasas.
    • Vitamina D3 o colecalciferol: Es la que sintetizamos en la piel por la irradiación solar. Es la más efectiva y biodisponible.

    Sin embargo, son de sobra conocidos los riesgos de la exposición solar sin mesura, por lo que la obtención de esta vitamina no debe ser la excusa para una exposición prolongada y sin protección.

    En general, se recomienda una exposición diaria de alrededor de unos 20 minutos sin protección solar para cubrir requerimientos, fuera de las horas de mayor incidencia, y pudiendo bajar estos tiempos en función de la altitud, latitud, y del momento del año (No es lo mismo 20 minutos en Murcia en pleno Agosto que en Enero, por ejemplo)

    Es muy necesario encontrar el equilibrio entre la protección de nuestra piel y la obtención de vitamina D.

    ¿Qué funciones tiene?

    Interviene en el metabolismo del calcio y del fósforo, por lo que tiene una fuerte relación con el metabolismo óseo, y su déficit causa osteomalacia en adultos y raquitismo en niños.

    Más tarde se descubriría su papel en el sistema nervioso e inmune, tanto innato como adaptativo: La primera pista de la importancia de la vitamina D en el sistema immune la tuvimos cuando se descubrió que prácticamente todas las células de este tienen receptores de vitamina D (a partir de ahora, VDR).

    Además, tanto la vitamina D como sus metabolitos, para circular en el cuerpo van unidos a la proteína de unión de vitamina D (original, ¿verdad?) que, además de transportarlos, también funciona como modulador inflamatorio y del desarrollo óseo.

    También existen VDR en el epitelio intestinal, donde tiene un papel fundamental en la protección de la integridad de la mucosa y regulación de la inmunidad innata.

    Pero… ¿Cuál es exactamente su papel en el sistema inmune que tanto hemos oído ultimamente?

    Esencialmente, la vitamina D hace que el sistema inmune se encuentre en un estado más tolerogénico, más afinado, podríamos decir. Frecuentemente, una respuesta inmune exagerada nos causa daño (además del que nos producirá el patógeno por el que se haya activado) por la inflamación que se produce, unida a la liberación de diferentes sustancias encaminadas a “matar” al extraño.

    Si conseguimos llevar a nuestro sistema inmune a este estado más tolerogénico, tendremos una respuesta más eficiente. Y, de hecho, los datos epidemiológicos relacionan el déficit de vitamina D con un funcionamiento deficiente del sistema inmune, con un riesgo incrementado de infecciones y predisposición a enfermedades autoinmunes.

    ¿Cual es entonces el problema?

    Pues que encontramos un marcado déficit a nivel mundial: Nos exponemos menos al sol por motivos sociales y laborales (trabajamos en oficinas, entrenamos en gimnasios…) Pero también por motivos dietéticos, ya que venimos de años viviendo en una fobia inculcada a las grasas.

    ¡Pero cuidado! No te suplementes nunca sin recomendación profesional.

     


    Artículo validado por el Dr. Juan Carlos Meneu, Jefe de Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo en Hospital Ruber Juan Bravo (Quironsalud) y Director Médico en Oncocir.  Especialista en Cirugía General, Aparato Digestivo de Trasplante de Órganos (European Board Certified). Profesor Titular de Cirugía en la Universidad Europea de Madrid

    Bibliografía

    1. Silvia Coronato Solari, Graciela Laguens Calabrese y Vanda T. Di Girolamo Massimi. Acción de la vitamina D3 en el sistema inmune. Rev Cubana Hematol Inmunol Hemoter v.21 n.2 Ciudad de la Habana Mayo-ago. 2005
    2. Pieter-Jan Martens, Conny Gysemans, Annemieke Verstuyf and Chantal Mathieu. Vitamin D’s Effect on Immune Function. Nutrients. April 2020

    Te recomendamos:

    ¿Qué es la colonoscopia y para qué sirve?

     

    agosto 10, 2021
    Ganglio centinela
    El melanoma es un tumor maligno causado por la proliferación descontrolada de los melanocitos, las células que producen el pigmento melanina de nuestra piel, que a su vez nos protege del daño en el ADN celular que puede causar la radiación solar.
    septiembre 9, 2021
    vuelta al cole
    El melanoma es un tumor maligno causado por la proliferación descontrolada de los melanocitos, las células que producen el pigmento melanina de nuestra piel, que a su vez nos protege del daño en el ADN celular que puede causar la radiación solar.