info@oncocir.com

☎ +34 605 71 65 73

☎+34 659 45 67 13

Home  /  Ginecología   /  Revisión ginecológica: ¿por qué es importante?

Revisión ginecológica: ¿por qué es importante?

La revisión ginecológica anual es una recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), para mantener una buena salud sexual y reproductiva.

Y es que este sencillo procedimiento ha demostrado ser de gran eficacia para la prevención mediante el diagnóstico precoz de algunas de las enfermedades más graves y frecuentes de la población femenina, como son el cáncer de mama y de cérvix.

Revisión ginecológica: ¿qué esperar?

Aunque cada revisión ginecológica tiene características únicas, según el estado y las particularidades de cada paciente, estos son algunos de los elementos comunes en este tipo de consulta médica:

Evaluación física

En este examen se hace una evaluación general del estado de su salud de la paciente, mediante anamnesis o valoración de los síntomas que presente en cada caso. También se valora el riesgo familiar de cáncer ginecológico y/o de mama y se dan pautas de mejora de la salud ginecológica y sexual.

Evaluación de síntomas

El médico evaluará cualquier síntoma señalado por la paciente, incluidos problemas en el suelo pélvico, urinario o rectal, dolores o molestias, sequedad vaginal, pérdidas de orina o cambios en la vejiga o el intestino, así como los mamarios.

Examen pélvico

Se hace una evaluación externa de la vulva y una interna, de la vagina y el cuello uterino, con un espéculo, que permite estudiar la presencia de tumoraciones, quistes, verrugas ó alteraciones del flujo genital.

Además, se suele realizar un examen de ultrasonido transvaginal, el cual puede aportar información valiosa sobre los ovarios y el útero: Medida de los órganos reproductivos, forma, posición, presencia de tumoraciones como miomas, quistes en ovarios, tumores anexiales, enfermedad en el endometrio o pólipos.

Citología del cuello del útero o Test de Papanicolaou

Esta prueba que ayuda a evitar el cáncer de cuello uterino es imprescindible para las mujeres de entre 21 y 65 años. Se debe hacer desde el momento de empezar a tener relaciones sexuales. Después de los 65 años su indicación depende de otros factores de riesgo,  si se han obtenidos resultados favorables en las  tres pruebas anteriores, y si el test de HPV (detección de virus del papiloma humano) es negativo.

TIPIFICACIÓN DE HPV: también se realiza en consulta este estudio, ante la aparición de determinado tipo de patología en la citología. Permite establecer un sistema de clasificación de riesgo de desarrollar cáncer de cuello del útero.

ESTUDIO DE ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL: las técnicas de PCR consiguen la mayor sensibilidad para el estudio de Clamidia o Gonococo.

Examen clínico de mamas

Se realiza palpación sistemática de las mamas y se  valoran los antecedentes médicos de la paciente y su familia, para decidir si es necesario llevar a cabo pruebas diagnósticas adicionales.

Las organizaciones estadounidenses Instituto Nacional del CáncerSociedad Americana del Cáncer y el Colegio Americano de Radiología recomiendan que las mujeres mayores de 40 años se realicen mamografías anuales.

Otros exámenes y vacunas

Generalmente se solicita una analítica de sangre y de orina, se evalúa el hemograma (anemias, infecciones), la bioquímica (glucemia, colesterol, enzimas hepáticos), se realizan serologías (enfermedades de transmisión sexual). En las pacientes menopaúsicas se llevan a cabo estudios hormonales y de densitometría ósea. En los casos de pacientes de riesgo se puede  indicar la vacunación del VPH.

Revisión ginecológica: ¿cuándo hay que ir?

El American College of Obstetricians and Gynecologists (Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos) recomienda que la primera revisión ginecológica se produzca entre los 13 y los 15 años y después se repita con una periodicidad anual durante toda la vida.

En definitiva, la revisión ginecológica es un procedimiento sencillo que es imprescindible para garantizar una buena salud y prevenir enfermedades que hoy en día tienen altas expectativas de curación si se detectan a tiempo.

En Oncocir una de nuestras áreas de especialización es la Ginecología y Obstetricia, departamento en el que contamos con especialistas de primer nivel que te ayudarán a evaluar tu salud, prevenir enfermedades y adoptar medidas inmediatas para tratarlas de forma precoz.

Te recomendamos:

Las claves para entender el cáncer de mama

Tumores de mama: no todos son malignos

febrero 18, 2020
Miomatosis uterina
marzo 23, 2020
Cirrosis: ¿qué es y cómo se trata?