info@oncocir.com

☎ +34 605 71 65 73

☎+34 659 45 67 13

Home  /  Ginecología   /  ¿Qué es una biopsia con aguja gruesa guiada por ecografía?

¿Qué es una biopsia con aguja gruesa guiada por ecografía?

En la actualidad, el cáncer es una enfermedad con mejor pronóstico, pero siempre es fundamental un diagnóstico precoz y exacto. En el caso del cáncer de mama una opción para un diagnóstico correcto es la biopsia con aguja gruesa guiada por ecografía.

La biopsia es un procedimiento mediante el cual se extrae una muestra de tejido en una zona donde se sospeche que puede haber células cancerígenas, por ejemplo, en un tumor.

Existen distintos tipos de biopsias, que pueden ser externas –muestras de piel-, quirúrgicas o con aguja, sin necesidad de recurrir a una endoscopia o cirugía.

Las muestras se pueden obtener con agujas finas, cuando solo se necesita obtener líquidos o una pequeña muestra de células para estudio citológico (punción-aspiración con aguja fina), la cual se puede guiar por ecografía,  o con agujas gruesas, cuando se necesita una muestra de tejido (biopsia con aguja gruesa).  Esta última se puede guiar por mamografía, ecografía o resonancia magnética nuclear en lesiones no palpables.

Biopsia de mama

La biopsia con aguja gruesa guiada por ecografía es común en el ámbito de la ginecología, para evaluar un posible tumor de mama.

“La biopsia de mama se indica ante cualquier hallazgo que no sea claramente benigno, tanto en la exploración física como en la radiológica. En las pruebas radiológicas que hacemos en la mama utilizamos una clasificación (BIRADS) que determina el riesgo de que dicha lesión sea maligna, recomendándose biopsiar las lesiones BIRADS 4 y 5”, explica Arantxa Moreno, Jefa de Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario Ruber Juan Bravo y socia fundadora de Oncocir.

¿Supone algún riesgo para la paciente?

“No conlleva riesgos importantes para la paciente y, de todas formas, los riesgos son menores que enfrentarnos a no conseguir diagnosticar la patología que en ese momento padece la paciente. El riesgo más frecuente es el hematoma local, y el más grave es el neumotórax, pero en la mayor parte de las punciones de mama no se produce ningún tipo de complicación”, señala la doctora Moreno.

¿Qué sucede con la muestra?

La muestra biopsiada se envía a un laboratorio, donde los patólogos analizan el contenido de la misma y valoran si hay células cancerígenas. Pero, estas muestras pueden ayudar además a obtener otro tipo de información que puede ayudar a identificar las causas de la enfermedad y a tomar decisiones sobre el tratamiento a seguir.

Por ejemplo, a partir de una biopsia se puede llevar a cabo una prueba de inmunotinción, que puede ayudar a identificar dónde se originó el cáncer, en caso de que se hayan producido metástasis. También puede ayudar a detectar cambios genéticos que podrían ser determinantes a la hora de elegir el mejor tratamiento para la paciente.

Estos datos son de gran ayuda, sobre todo, en la actualidad pues se pueden optar por nuevas terapias dirigidas, que son más eficaces y presentan menos efectos secundarios para la  paciente.

¿En Oncocir se realiza este tipo de biopsia?

“Sí, por supuesto, tanto guiada por ecografía como por otros métodos radiológicos, como son la mamografía o la resonancia magnética nuclear, en función de lo que la paciente precise”, señala la doctora Moreno.

En definitiva, la biopsia con aguja gruesa guiada por radiología es una opción muy común para diagnosticar el cáncer de mama, y es de gran ayuda para conseguir una detección temprana, un factor clave a la hora de combatir esta enfermedad.

Te recomendamos:

Tumores de mama: no todos son malignos

 

septiembre 11, 2019
Las claves para entender la diabetes gestacional
septiembre 24, 2019
Vaporización láser CO2, una técnica innovadora contra el VPH