info@oncocir.com

☎ +34 605 71 65 73

☎+34 659 45 67 13

Home  /  Intestino   /  Celiaquía: ¿se puede curar?

Celiaquía: ¿se puede curar?

La celiaquía es una dolencia autoinmune que afecta al 1,5% de la población española (500.000 personas) y que en España crece a un ritmo del 15%.

Es por eso que cada vez es más común ver en bares y restaurantes especificaciones sobre qué platos no contienen gluten y tiendas y panaderías para celiacos.

Pero ¿qué es exactamente la celiaquía? ¿Se puede curar? En Oncocir contamos con un equipo especialista en el sistema digestivo y hoy respondemos en nuestro blog a estas cuestiones.

¿Qué es la celiaquía?

Se trata de una reacción del sistema inmunitario al consumo de gluten, una proteína que está presente en el trigo, el centeno y la cebada.

En los celiacos, la ingesta de gluten provoca una respuesta inmunitaria en el intestino delgado. Esta reacción, cuando se repite de manera continuada, daña el revestimiento del intestino delgado, lo que provoca malabsorción, es decir, la dificultad para absorber algunos nutrientes.

Celiaquía: ¿tiene cura?

No, pero para la mayoría de las personas, seguir una dieta estricta sin gluten puede ayudar a controlar los síntomas y promover la curación intestinal.

Consecuencias de la celiaquía

La enfermedad celiaca, si no es tratada, puede derivar en las siguientes complicaciones:

  • Desnutrición: puede provocar anemia y pérdida de peso y, en los niños, la desnutrición puede causar crecimiento lento y baja estatura.
  • Reblandecimiento del hueso (osteomalacia o raquitismo) en los niños y a una pérdida de densidad ósea (osteopenia u osteoporosis) en los adultos, debidas a la absorción insuficiente del calcio y la vitamina D.
  • Infertilidad y aborto espontáneo, también por la absorción insuficiente del calcio y la vitamina D.
  • Intolerancia a la lactosa, que se suele manifestar en dolor abdominal y diarrea.
  • Cáncer: la celiaquía sin tratar está asociada a una mayor probabilidad de padecer varias formas de cáncer, incluido el linfoma intestinal y el cáncer del intestino delgado.
  • Problemas del sistema nervioso: algunos celiacos presentan convulsiones o neuropatía periférica.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de la celiaquía son distintos en adultos y en niños. Existe un número muy amplio, pero varios de ellos son poco frecuentes.

En adultos:

  • Diarrea
  • Hinchazón y gases
  • Pérdida de peso
  • Dolor abdominal
  • Náuseas y vómitos
  • Estreñimiento
  • Fatiga
  • Anemia, generalmente por falta de hierro
  • Osteoporosis
  • Osteomalacia
  • Dermatitis herpetiforme
  • Úlceras en la boca
  • Dolores de cabeza
  • Entumecimiento y hormigueo en los pies y las manos
  • Problemas con el equilibrio
  • Deterioro cognitivo
  • Dolor articular
  • Disminución del funcionamiento del bazo (hipoesplenismo)

En niños:

  • Náuseas y vómitos
  • Diarrea crónica
  • Estreñimiento
  • Gases
  • Abdomen hinchado
  • Heces pálidas y con mal olor
  • Retraso en el desarrollo
  • Daño al esmalte dental
  • Pérdida de peso
  • Anemia
  • Irritabilidad
  • Síntomas neurológicos

¿Cómo se diagnostica la celiaquía?

Hay dos análisis de sangre que pueden ayudar a diagnosticarla. Estos se deben hacer antes de iniciar la dieta libre de gluten, ya que, si se ha cambiado el régimen alimenticio, la enfermedad podría ocultarse.

  • Análisis serológico:para detectar anticuerpos en la sangre, ya que los niveles elevados de algunas proteínas de anticuerpos son indicio de una reacción inmunitaria al gluten.
  • Pruebas genéticas,para antígenos leucocitarios humanos (HLA-DQ2 y HLA-DQ8)

Es importante hacerse la prueba de la enfermedad celíaca antes de probar una dieta sin gluten. Si eliminas el gluten de tu dieta, los resultados de los análisis de sangre podrían parecer normales.

  • Endoscopia: permite visualizar el intestino delgado y tomar una biopsia, para analizar el daño a las vellosidades.
  • Endoscopia capsular:para tomar imágenes de todo el intestino delgado.
  • Biopsia de piel: en los pacientes en los que el médico sospecha que tienen dermatitis herpetiforme.

En definitiva, la celiaquía no tiene cura, pero es una dolencia de la que cada vez se tienen más conocimiento, y el seguimiento de una dieta estricta exenta de gluten suele ser suficiente para garantizar la calidad de vida de los pacientes celíacos.

Te recomendamos:

Hipoglucemias: qué son y cómo evitarlas

¿Es la mediterránea la mejor dieta?

 

marzo 23, 2020
Cirrosis: ¿qué es y cómo se trata?
abril 21, 2020
¿La inmunidad del “rebaño” o colectiva, es la solución al coronavirus?