info@oncocir.com

☎ +34 605 71 65 73

☎+34 659 45 67 13

Home  /  Cancer   /  Cáncer de vesícula biliar: síntomas y tratamiento

Cáncer de vesícula biliar: síntomas y tratamiento

El cáncer de vesícula biliar es un tumor relativamente raro, que supone alrededor del 5% de los tumores gastrointestinales detectados en pacientes españoles, de acuerdo con la Asociación Española contra el Cáncer.  

Sin embargo, su descubrimiento en una etapa tardía puede tener consecuencias graves para los pacientes, por eso es conveniente ser conscientes de sus síntomas, para poder detectarlo en etapas tempranas. 

En Oncocir somos expertos en cirugía oncológica, y hoy analizamos en nuestro blog las características y tratamientos de este tipo de cáncer. 

¿Qué es la vesícula biliar? 

Para entenderlo, primero analizaremos qué es la vesícula biliar y cuáles son sus funciones. 

Vesícula biliar: es un órgano en forma de pera que se encuentra debajo del hígado. Ahí se concentra y almacena la bilis. 

En la vesícula biliar desembocan todos los conductos biliares que proceden del hígado y que conducen la bilis hacia el intestino. 

Bilis: es un líquido digestivo producido por el hígado, compuesto principalmente por sales biliares, electrolitos, pigmentos biliares, colesterol y otras grasas. 

Sus funciones principales son: 

  1. Ayuda al proceso de digestión, contribuyendo a la absorción de las grasas. 
  2. Contribuye a eliminar sustancias de desecho del organismo, como la hemoglobina, el excedente de colesterol o algunos fármacos.  
  3. Estimula la secreción de agua por el intestino grueso para contribuir al avance del contenido intestinal. 

¿Qué es el cáncer de vesícula biliar? 

El cáncer de vesícula biliar consiste en la aparición de un tumor maligno formado por células neoplásicas que se dividen y proliferan sin control, hacia el interior o hacia el exterior de la vesícula. 

¿Cuáles son los síntomas? 

Se trata de un cáncer difícil de detectar, debido a la naturaleza oculta de la vesícula biliar, y a que los síntomas pueden ser confundidos con los de otras dolencias. 

Los síntomas más comunes son: 

  • Dolor abdominal: generalmente en la parte superior derecha del abdomen.  
  • Náuseas y vómitos
  • Ictericia: consiste en una coloración amarilla de la piel y la parte blanca de los ojos del paciente.  

Se produce cuando el tumor maligno ha crecido los suficiente para bloquear los conductos biliares. Como consecuencia, la bilis del hígado no puede drenarse hacia los intestinos y provoca que la bilirrubina (que forma parte de la bilis) se acumule en la sangre. 

  • Bultos en el abdomenpueden aparecer en el lado derecho del abdomen, y se pueden detectar con una ecografía. 

Los síntomas menos comunes incluyen: 

  • Pérdida de apetito 
  • Adelgazamiento 
  • Hinchazón en el vientre 
  • Orina oscura 
  • Heces de color claro o grasosas 
  • Fiebre 
  • Picazón en la piel 

Tratamientos para el cáncer de vesícula biliar 

Estas son las opciones de tratamiento para curar o paliar los efectos adversos de este tipo de cáncer.  

  • Cirugía para el cáncer de vesícula biliar: se puede optar por esta opción cuando el cáncer se puede eliminar completamente o, cuando no es el caso, como una forma de paliar los efectos adversos y retrasar su desarrollo. 
  • Radioterapia para el cáncer de vesícula biliar: se puede usar para eliminar cualquier resto de células malignas, una vez extirpado el tumor, o con carácter paliativo.
  • Quimioterapia para el cáncer de vesícula biliar: se suele aplicar después de la extirpación, combinando con radioterapia, para evitar que el cáncer resurja. También se hace con carácter paliativo y para frenar el desarrollo de un tumor no extirpable.
  • Medicamentos de terapia dirigida para el cáncer de vesícula biliar
  • Inmunoterapia para el cáncer de vesícula biliar: estos medicamentos pueden funcionar cuando los medicamentos convencionales de quimioterapia no son eficaces y a menudo presentan efectos secundarios diferentes y menos graves.
  • Terapia paliativa para cáncer de vesícula biliar: se administran medicamentos para anular o disminuir los efectos adversos del cáncer, tales como el dolor o los vómitos. 

En definitiva, el cáncer de vesícula biliar es muy poco frecuente y, si se detecta en una fase temprana, tiene probabilidades altas de ser curado, sin embargo, su detección puede llegar tarde debido a la dificultad de detectar los síntomas. 

 

Artículo validado por el Dr. Juan Carlos Meneu, Jefe de Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo en Hospital Ruber Juan Bravo (Quironsalud) y Director Médico en Oncocir.  Especialista en Cirugía General, Aparato Digestivo de Trasplante de Órganos (European Board Certified). Profesor Titular de Cirugía en la Universidad Europea de Madrid

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

¿Qué es la pancreatitis aguda?

El cáncer de páncreas

abril 30, 2020
Intolerancia a la lactosa: ¿se cura?
mayo 25, 2020
El autotrasplante de intestino delgado como tratamiento para los tumores