info@oncocir.com

☎ +34 605 71 65 73

☎+34 659 45 67 13

Las claves para entender la diabetes gestacional

La diabetes gestacional es un padecimiento que afecta a 1 de cada 10 mujeres durante el embarazo y, aunque puede tener consecuencias graves, una detección temprana y un tratamiento adecuado pueden reducir los riesgos drasticamente y asegurar la salud tanto de la madre como del feto.

“La diabetes es una de las complicaciones metabólicas más frecuentes de la gestación y se asocia a un incremento del riesgo de morbi-mortalidad maternal y fetal”, explica la doctora Arantxa Moreno, Jefa de Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario Ruber Juan Bravo y directora médica en Oncocir.

¿Qué es la diabetes gestacional?

Es un tipo de diabetes que aparece durante el embarazo. Consiste en un trastorno que provoca que la mujer embarazada desarrolle resistencia a la insulina y por lo tanto no sea capaz de eliminar el azúcar del flujo sanguíneo. Esta situación provoca la hiperglucemia o exceso de glucosa en la sangre, que debe tratarse inmediatamente.

¿Qué riesgos supone la diabetes gestacional para el bebé?

“La diabetes gestacional es una situación de riesgo para el bebé, pudiendo producir hasta la muerte fetal antes del parto si no se controla bien”, advierte la doctora Arantxa Moreno, Jefa de Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario Ruber Juan Bravo y directora médica en Oncocir.

“La diabetes mellitus pregestacional puede producir malformaciones y/o abortos (periodo de organogénesis) y crecimiento intrauterino restringido (CIR) en situaciones de vasculopatía materna”, añade.

El CIR es una situación en la que el bebé es más pequeño y pesa menos de lo que corresponde a su etapa de desarrollo durante el embarazo.

Además, comenta la doctora Moreno, hay una serie de condiciones que se pueden producir debido a ambos tipos de diabetes, tanto pregestacional como gestacional, debido a que, como consecuencia de la hiperglucemia en la madre, se produce un hiperinsulinismo fetal secundario. Estos son:

  • Macrosomía fetal: este término se refiere al nacimiento del bebé con un tamaño y peso por encima de los 4 kgs. A partir de los 4.5 kilos los riesgos asociados a esta condición aumentan. Estos son:

 

  1. Distocias: posición anómala del feto durante el parto, que puede provocar complicaciones.
  2. Traumatismo obstétrico: la mayoría de las lesiones producidas durante el parto se curan sin tratamiento. Pero, en ocasiones, sobre todo en situaciones de alto riesgo –como la macrosomía fetal- pueden producirse lesiones mayores, como fractura craneal o lesiones en nervios.
  3. Aumento de la tasa de cesáreas

 

  • Riesgo de pérdida de bienestar fetal ante o intraparto
  • Miocardiopatía hipertrófica: engrosamiento anormal del músculo cardiaco.
  • Inmadurez fetal que puede manifestarse como síndrome de distrés respiratorio o alteraciones metabólicas

 

 ¿Y para la madre?

“La aparición de diabetes gestacional constituye un marcador de prediabetes, dada la frecuencia de desarrollo posterior de diabetes mellitus tipo 2 y síndrome metabólico (dislipemia, obesidad e hipertensión arterial (HTA) asociadas)”, afirma la doctora Arantxa Meron.

Pero señala que la diabetes gestacional es reversible “siempre que el diagnóstico sea precoz y la paciente obedezca los consejos del médico. En caso contrario lo normal es que evolucione en gravedad y acabe amenazando la vida tanto del feto como de la madre”.

¿Se puede evitar?

Existen una serie de hábitos y medidas que se pueden adoptar para reducir la probabilidad de padecer diabetes gestacional y, sobre todo, para detectarla de manera precoz, en caso de que aparezca, y poder tratarla a tiempo.

  • Realizar el seguimiento aconsejado por tu médico durante el embarazo.
  • Seguir la dieta aconsejada por el ginecólogo
  • Realizar actividad física

Factores de riesgo

Cualquier mujer puede padecer diabetes gestacional, pero sí se ha comprobado que existen algunos factores de riesgos.

  • Edad: las mujeres mayores de 25 años tienen más probabilidades de padecer diabetes gestacional.
  • Antecedentes médicos familiares o personales: tener prediabetes —nivel de azúcar en sangre ligeramente elevado o un miembro cercano de la familia -padre, madre, hermano o hermana- con diabetes tipo 2. También si se ha dado a luz previamente a un bebé con un peso superior a los 4.1 kilos o si se ha sufrido un aborto.
  • Sobrepeso: un índice de masa corporal igual o mayor que 30 aumenta el riesgo.
  • Grupo étnico: las mujeres de origen afroamericano, hispánico, indígena estadounidense o asiático tienen un riesgo mayor de padecer diabetes gestacional.

En definitiva, la diabetes gestacional es una padecimiento que puede provocar importantes complicaciones en el embarazo y durante el parto, pero una detección temprana y un tratamiento adecuado pueden garantizar una gestación y un parto exitosos, en la practica totalidad de los casos.

Te recomendamos:

¿Es la endometriosis un factor de riesgo para el cáncer de ovario?

¿Necesito tomar vitaminas y minerales?

septiembre 9, 2019
Qué es una cápsula endoscópica
septiembre 18, 2019
¿Qué es una biopsia con aguja gruesa guiada por ecografía?