info@oncocir.com

☎ +34 605 71 65 73

☎+34 659 45 67 13

  • No products in the cart.
intestino irritable

¿Qué es el síndrome del intestino irritable?

 

El síndrome del intestino irritable (SII) o colon irritable es un trastorno frecuente que afecta al intestino grueso, y las personas que lo padecen suelen presentar síntomas como dolor abdominal, hinchazón, flatulencia, diarrea o estreñimiento. 

Se trata de un padecimiento que consiste en periodos de irritación del colon y es frecuente que sea crónico, aunque existen algunas medidas que se pueden tomar para disminuir los síntomas y paliar los efectos adversos. 

Generalmente, llevar a cabo algunos cambios en la dieta, aumentar la actividad física y tratar el estrés suelen mejorar las condiciones del paciente. Aunque en algunos casos los síntomas son más graves, y es preciso recurrir a medicamentos, e incluso terapia psicológica. 

“El SII es el trastorno funcional digestivo más frecuente en la consulta médica (…) La prevalencia del SII en nuestro país varía entre el 3,3% y el 13,6% según los criterios diagnósticos empleados”, explica el doctor Juan Carlos Meneujefe de Cirugía General y Aparato Digestivo en Hospital Ruber Juan Bravo y socio fundador de Oncocir. 

EL SII es más frecuente en las mujeres que en los hombres, según la mayoría de los estudios sobre este padecimiento.  

“En un estudio epidemiológico realizado en España, se observó que la prevalencia del mismo es entre 2 y 4 veces mayor en mujeres que en hombres. La prevalencia del SII es inferior en ancianos”, señala el doctor Meneu. 

¿Cuáles son las causas? 

Se trata de un padecimiento multifactorial, que comprende factores físicos y, en ocasiones, psicológicos. 

“El estrés psicológico agudo podría afectar la actividad motora y la percepción visceral, lo que explicaría el por qué más de la mitad de los pacientes con SII relacionan los episodios de exacerbación de sus síntomas con situaciones estresantes”, indica el doctor Meneu. 

Entre los factores que contribuyen al surgimiento de este padecimiento, hay cuatro tipos: 

  • Factores patogénicos: 
  • Alteraciones en la motilidad 
  • Alteraciones en la sensibilidad visceral 

 

  • Alteraciones psicopatológicas: 
  • Trastornos afectivos 
  • Ansiedad 
  • Somatización  
  • Cancerofobia 

 

  • Factores postinfecciosos 
  • Puede aparecer después de una gastroenteritis  
  • Resultado del crecimiento excesivo de bacterias en el intestino 

 

  • Factores genéticos 

 

¿Aumenta las probabilidades de padecer cáncer?

El síndrome del intestino irritable no produce modificaciones en el tejido intestinal ni aumenta el riesgo de cáncer colorrectal. 

Esta entidad se engloba dentro de los trastornos funcionales del aparato digestivo como acabamos de ver y no reduce la esperanza de vida de los pacientes que lo padecen”, explica el doctor Meneu. 

Ahora bien, si se diagnostica el SII y hay un cambio en los síntomas o aparece sangre en las heces, el paciente debe dirigirse al médico de atención primaria o contactar con el gastroenterólogo que le está tratando”, advierte. 

¿Cuáles son los tratamientos?

“En el tratamiento de cualquier enfermedad, pero especialmente en los trastornos funcionales digestivos, es necesario establecer una relación médico-paciente efectiva. Un porcentaje importante de los pacientes con SII presentan episodios sintomáticos durante años, por lo que es necesaria una relación de apoyo a largo plazo”, indica el doctor Meneu. 

Además, explica que promover la realización de ejercicio físico, seguir una dieta equilibrada y el dedicar un tiempo suficiente y adecuado para la defecación son medidas fundamentales para la prevención de los síntomas y por tanto la calidad de vida de estos pacientes.  

A continuación, presentamos la valoración por parte del doctor Juan Carlos Meneu de algunas de las medidas que se pueden adoptar para evitar o paliar los síntomas del SII: 

  • Retirar algunos alimentos 

En algunos pacientes el sorbitol, la cafeína, las grasas, el alcohol, los huevos, el trigo, los frutos secos o la leche pueden exacerbar la sintomatología del SII, aunque las dietas con exclusión de estos alimentos no han mostrado resultados concluyentes.  

  • Fibra soluble (ispagulapsilio 

Es apropiada para el tratamiento sintomático del estreñimiento asociado al SII, aunque no para la mejoría global del mismo. 

  • Laxantes 

Los laxantes podrían estar indicados en algunos pacientes con estreñimiento asociado al SII.  

  • Loperamida 

Es un opioide efectivo en el tratamiento sintomático de la diarrea asociada al SII, aunque no para la mejoría global del mismo. 

  • Espasmolíticos  

Mejoran el dolor abdominal del SII aunque deberían evitarse en los pacientes que presentan estreñimiento.  

  • Antidepresivos 

Los antidepresivos tricíclicos a dosis reducidas mejoran el dolor abdominal del SII; por ejemplo, la paroxetina podría mejorar la calidad de vida relacionada con la salud en los pacientes con SII.  

  • Procinéticos 

No se recomiendan en el tratamiento del SII.  

  • Probióticos 

Podrían mejorar la sintomatología global del SII. 

  • Terapia cognitiva-conductual y los programas educativos multidisciplinares  

Podrían ser eficaces en el SII, especialmente en aquellos pacientes que padecen este síndrome como consecuencia de padecimiento de estrés. 

  • Acupuntura, el yoga, la reflexología podal y el aloe vera  

No han mostrado una eficacia en el tratamiento del SII. 

 

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos:

¿Qué es la pancreatitis aguda?

El cáncer de páncreas

julio 22, 2019
Las claves para entender los cálculos biliares