info@oncocir.com

☎ +34 605 71 65 73

☎+34 659 45 67 13

  • No products in the cart.

¿Necesito tomar vitaminas y minerales?

Las vitaminas y minerales son elementos fundamentales para el funcionamiento correcto y saludable de nuestro cuerpo, sin embargo, es frecuente que nos surja la duda de si es necesario tomar suplementos con estas sustancias cuando llevamos una dieta adecuada.

Y responder a esta pregunta es difícil. En realidad, si se lleva una dieta balanceada no haría falta tomar suplementos vitamínicos o minerales, pero quizá lo más complicado es saber si estamos llevando una dieta adecuada.

Pero, para entender si es necesario añadir suplementos vitamínicos y minerales a nuestra dieta, comencemos por entender qué son estos elementos.

¿Qué son las vitaminas y minerales?

Los alimentos que consumimos contienen nutrientes, que se dividen en dos grandes grupos: los macronutrientes y los micronutrientes. 

Los primeros reciben este nombre porque se deben consumir en grandes cantidades (gramos) diariamente para garantizarnos el aporte energético necesario para el desarrollo y funcionamiento adecuado de nuestro cuerpo. Incluyen el agua, los carbohidratos, las grasas y las proteínas.

Los micronutrientes, en cambio, se consumen en cantidades pequeñas. Son las vitaminas y los minerales, que también se conocen como oligonutrientes y son imprescindibles para las funciones orgánicas.

Los micronutrientes no proporcionan energía al cuerpo, sino que facilitan muchas de las reacciones químicas del cuerpo, y son indispensables para que el metabolismo funcione con normalidad y para la regulación de la función celular. 

Tipos de vitaminas

Liposolubles (solubles en agua)

Se almacenan en el tejido graso del cuerpo y se absorben más fácilmente por el cuerpo en la presencia de la grasa alimentaria. Son A, D, E y K.

Solubles (en agua)

Existen nueve vitaminas hidrosolubles, las cuales son utilizadas por el cuerpo de manera inmediata a su ingestión. Toda vitamina hidrosoluble sobrante sale del cuerpo en la orina. La única excepción es la vitamina B12, que puede almacenarse en el hígado durante muchos años.

Tipos de minerales

Los minerales se encuentran de forma ionizada en el cuerpo y, en su mayoría, son necesarios para que las enzimas del cuerpo cumplan con sus funciones.

Aproximadamente el 4% de la masa del cuerpo se compone de minerales. Y se clasifican en dos tipos:

Macrominerales, tienen mayor presencia en el cuerpo

Microminerales, tienen menor presencia en el organismo

 ¿Qué cantidades de vitaminas y minerales se debe tomar cada día?

La ingesta diaria de vitaminas y minerales varía en función de la edad de las personas y su estado de salud, por lo tanto, lo más recomendable es consultar con un médico para que nos indique si tenemos alguna carencia y es recomendable tomar suplementos con estos elementos.

No obstante, la OMS ofrece información en su web sobre la ingesta de vitaminas y minerales en distintas circunstancias, que pueden servir de orientación.

¿Existe la sobredosis de vitaminas y minerales?

Como ya hemos mencionado, las vitaminas liposolubles se almacenan en los tejidos grasos del cuerpo humano. Estas, si son consumidas en exceso, pueden provocar efectos adversos en el organismo, los cuales se conocen como hipervitaminosis.

Este padecimiento ocurre difícilmente como consecuencia de la dieta de la persona. Es más frecuente que se presente por el consumo indiscriminado de complejos multivitamínicos.

Hipervitaminosis más frecuentes

Hipervitaminosis A: la ingesta de grandes cantidades de esta vitamina (8000 a 10000 microgramos/día) puede provocar alteraciones de la piel, caída del pelo, debilidad, vómitos y en casos extremos trastornos hepáticos.

 Hipervitaminosis D: la ingesta excesiva de vitamina D (aproximadamente 1250 microgramos/día) puede provocar depósitos de calcio en tejidos blandos, daño renal y cardiovascular y síntomas como estreñimiento, disminución del apetito, vómitos, fatiga y deshidratación.

En cuanto a los minerales, su consumo excesivo también tiene consecuencias para el organismo, las cuales dependen del tipo de mineral, pero pueden ir desde diarreas o estreñimiento hasta fallo renal.

La forma más eficaz de garantizarse que se consume la cantidad diaria de vitaminas y minerales recomendadas es llevar una dieta sana y equilibrada, pero siempre es recomendable consultar a un médico para saber si es necesario añadir un suplemento a nuestra dieta diaria, sobre todo, cuando se sufre algún padecimiento.

Te recomendamos:

¿Es la mediterránea la mejor dieta?

¿Aumenta el tabaquismo los riesgos de la cirugía?

junio 5, 2019
El ejercicio, un camino seguro para mejorar la salud

Centro de preferencias de privacidad

Privacidad y Política de Cookies

Oncocir Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies.
We use our own and third-party cookies to improve your browsing experience and perform analysis tasks. By continuing browsing, we understand that you accept our Cookies Policy.

gdpr [consent_types], gdpr [allowed_cookies], _ga, _gid, _gat_gtag_UA_118815779_1, _gat_gtag_UA_118815779_1
_ga, _gid, _gat_gtag_UA_118815779_1

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?