info@oncocir.com

☎ +34 605 71 65 73

☎+34 659 45 67 13

¿Cómo será tu vida después de una cirugía de obesidad?

Las cirugías bariátricas, también conocidas como cirugías para perder peso, son la solución a la obesidad para muchas personas que tienen un índice de masa corporal por encima de 40 o por encima de 35 y problemas de salud adicionales –agravados por el sobrepeso-, como pueden ser la diabetes, apnea del sueño o hipertensión arterial.

Estas intervenciones quirúrgicas aumentan la calidad de vida del paciente y su estado de salud. De hecho, también se les conoce como cirugías metabólicas porque, en casos seleccionados, pueden incluso curar la diabetes mellitus.

Existen varios tipos, según la técnica que se utilice, pero las más recomendables son las que se realizan vía laparoscópica ( bypass gástrico, tubular o sleeve gástrico), ya que son las menos invasivas.

Debemos saber, sin embargo, que aunque son una solución muy eficaz, es importante que el paciente, tras someterse a esta intervención, adquiera nuevos hábitos saludables, que le ayuden a mantenerse en un peso y estado nutricional saludable.

En Oncocir somos expertos en cirugía digestiva y consideramos que es indispensable que los pacientes sean conscientes de cómo cambiará su vida tras una cirugía de estas características. Estas son las principales modificaciones que deberás realizar a tus hábitos:

Régimen adecuado

“La dieta tras una cirugía bariátrica se compone de una serie de fases. En los primeros días solo podrás tomar líquidos claros. Añadirás zumos sin azúcar, líquidos más densos, con proteínas… En las siguientes semanas irás aumentando progresivamente tanto la cantidad como la textura de los alimentos, empezando con purés y terminando con una dieta sólida casi normal, sana y equilibrada, que es uno de los objetivos de esta cirugía”, explica el doctor Rubén del Olmo, especialista en cirugía general y digestiva.

La meta es avanzar periódicamente hacia una dieta normal, saludable, en la que se incorpore una muy amplia gama de alimentos, pero sin volver a adquirir malos hábitos que se tenían previos a la cirugía.

“No es que haya alimentos ‘prohibidos’. Solo es cambiar los hábitos, ya que los previos no suelen ser muy saludables, a una dieta sana y equilibrada.
En general, los alimentos con mucha grasa o mucho azúcar no son recomendables. En ocasiones tras estas intervenciones se produce cierto grado de intolerancia o rechazo a algunos alimentos, como pueden ser carnes rojas, bebidas con gas, fritos… Depende mucho de cada persona”.

Complementos alimenticios

Tras la cirugía, es muy probable que tu cuerpo no sea capaz de absorber suficientes nutrientes de los alimentos debido a que la forma del estómago ha sido modificada. Como consecuencia, es probable que necesites tomar un suplemento multivitamínico todos los días por el resto de tu vida.

“Sí que es frecuente en estos pacientes que exista algún déficit de vitaminas o minerales; en muchas ocasiones ya lo presentan desde antes, por la malnutrición previa por su obesidad. De las más frecuentes son la vitamina D, B12, hierro, Zinc, calcio… Pero deberían hacerse controles periódicos para ver qué suplementos necesita tomar cada paciente en concreto”, comenta el doctor Del Olmo.

La Sociedad Americana de Cirugía Bariátrica y Metabólica (ASMBS, por sus siglas en inglés) establece las dósis necesarias de complementos tras una cirugía de estas características. No obstante, pueden producirse variaciones en cada paciente, por eso es indispensable que no faltes a ninguna de las citas médicas de seguimiento después de la intervención para asegurarte de que estás cubriendo tus necesidades alimenticias.

Además, “existen ciertas pautas muy recomendables”, añade Del Olmo. “Hacer cinco comidas al día -no mucha cantidad y comiendo despacio-. No beber mucho líquido durante la comida, mejor antes o después. Masticar bien. No acostarse nada más comer”.

Actividad física

La meta después de una cirugía bariátrica es que el paciente lleve una actividad física saludable, siguiendo las mismas indicaciones que el resto de las personas. La OMS recomienda que los adultos de 18 a 64 años dediquen como mínimo 150 minutos semanales a la práctica de actividad física aeróbica, de intensidad moderada, o bien 75 minutos de actividad física aeróbica vigorosa cada semana, o bien una combinación equivalente de actividades moderadas y vigorosas.

Además, según advierte la ASMBS los resultados para la salud y para conseguir una mejor condición física serán mejores si se combinan ejercicios aeróbicos, de resistencia y de flexibilidad.

Pero es importante saber que esta se la meta a la que se deberá llegar. Antes, durante el periodo postoperatorio, el médico deberá indicarte, según tu estado, cómo debes ir incorporando la actividad física a tu rutina diaria.

En resumen, la cirugía bariátrica es la estrategia principal para conseguir una reducción drástica de peso en los pacientes para los que está indicada, pero es un procedimiento que necesariamente irá acompañado de la incorporación de hábitos de vida saludables que aseguren que los resultados se mantienen a largo plazo.

Si quieres saber más, no dudes en contactar a Oncocir.

octubre 15, 2016
Mastectomía profiláctica (preventiva) contralateral en el cáncer de mama, en ausencia de mutación genética de riesgo.
En la pasada década, hemos asistido a un marcado aumento del número de mujeres que solicitan una mastectomía contralateral para reducir el riesgo de cáncer (contralateral risk-reducing mastectomy, en inglés CRRM) tras recibir el diagnóstico de cáncer de mama unilateral.
febrero 12, 2019
Telemedicina: ¿es el futuro?